José G. López-Neira

Biografía

Mis padres emigraron a Cuba a principios del siglo XX. Mi padre, su nombre era José María López Carro Deguas. Nació en la aldea Cerdido, La Coruña España y mi madre su nombre era Filomena Neira Y Naveiras, nació en la aldea Fonsagrada, Lugo España. Emigraron en la época en que en Cuba necesitaba de emigrantes pues habían terminado la guerra entre Cubanos y Españoles que después ayudaron los Estados Unidos a que Cuba lograran su independencia. En esa época no era necesario tener pasaporte y uno en España se acercaba a los compañías de vapores, pagaban su pasaje y viajaban. Normalmente eran enviados a una zona (similar a Krome en Miami) que se llamaba Tiscornia, donde eran registrados a su llegada y podían salir para encaminarse en su vida. Los que no tenían ningún contacto en Cuba en ese lugar le ofrecían trabajo. Muchos se quedaban en ese lugar. Mi papa fue uno de los que aceptaron la oferta de trabajo. Tiscornia esta situada en una zona fuera de la Cuidad de la Habana, donde esta la fortaleza de El Morro y la Cabaña, para ir a ese lugar hay que tomar unas lanchitas para el cruce de la bahía de la Habana. Mi Papá estuvo trabajando un buen tiempo en ese lugar.

Mi Mamá, llegó a Cuba y fue a trabajar con una familia en la Habana muy conocida pues era un doctor que se llamaba Garcia Bango. Hacia todos los trabajos de la casa y además lavaba los coches de la familia. Paso un tiempo y conoció a mi Papá. Se enamoraron y se casaron. Mi Mamá como tenia experiencia en la agricultura y una vez casada arrendaron una casa cerca del trabajo de mi papa. Ya tenia sus ideas y al llegar mi hermana Rosalía logro comprar una vaca para tener la leche para la familia, la leche que no consumía en la casa la vendía a los vecinos. Con el tiempo compro otras vacas, y vendía la leche en la vecindad. Tal fue su éxito que ella ganaba más que mi papá, por lo que llegaron a un acuerdo a que mi papá renunciara a su trabajo y se dedicara con mi mamá a ampliar su negocio de vaquería y vender la leche a los clientes. Cuando el negocio creció tuvieron que mudarse para una finca donde pastaban el ganado y en las mañanas los recogían y ordeñaban las vacas envasaban la leche en pomos que eran distribuidos a los clientes. Como información adicional, tenían que levantarse a las 4 o 5 de la mañana, para recoger las vacas, ordenarlas envasar la leche en los pomos y llevarla a los clientes antes de las 7 de la mañana.

En esa época uno entregaba los pomos con la leche a los clientes y recogían los pomos vacíos del día anterior. También les entregaban las llaves de la casa de los clientes para facilitar la entrega. Durante ese tiempo nací yo y viendo a mis padres que el negocio se complicaba, lograron que una hermana de mi mamá (Mi tía Carmen) emigrara a Cuba para ayudarle en la casa como el cuidado de los niños (En esa época éramos dos). Después nació mi hermana Inés, por lo que la familia aumento a 3 niños. Posteriormente mi tía se enamoro de Juan Quiroga, quien se quedo con nosotros formando parte de la familia. De esa unión nacieron dos hijos (Rosita y Juan Horacio) por lo que siguió creciendo la familia que ya se componía de 9 personas a la vez lograron contratar personal adicional para los trabajos del campo, cuidados de las reses (vacas), lavado de los pomos para llevar la leche y el cuidado de los caballos pues se tenia un carrito para llevar la leche a los clientes. Mi tío Juan era la persona que entregaba la leche, recogía los pomos vacíos, cobraba a los clientes y visitaba a nuevos clientes. En una época no había facilidades de refrigeración por lo que había que andar rápido para que la leche no se echara a perder. Era un trabajo agotador, pero no había otra alternativa.

En el medio de este problema, los dueños de esta finquita le pidieron a mi papá que tenia que mudarse a otro lugar y le ofrecieron una finca mayor y aceptó esta oferta por lo que amplio su negocio y aumentó el sistema de entrega a 2 carritos. Se presentó como resolver el estudio de los niños y empezaron a llevarlos a Casa Blanca un colegio de monjas, llamado La Milagrosa, para los primeros estudios. Todo iba bastante bien hasta que una monja me llevó enseñarme un lugar donde tenían un marinero de color sentado en una silla y la monja me dijo que si no sabia la tarea del colegio me llevaba frente a ese marinero. Fue tan fuerte el susto que cuando componía la tarea la revisaba con mi tía en la casa pero cuando llegaba al colegio para el examen, la mente estaba en blanco y no me acordaba de nada. Por lo que mis padres decidieron cambiarme de colegio y me matricularon en las Escuelas Pias en Guanabacoa. Un gran colegio tuvieron que matricularme a medio pupilo que era que llegaba en la mañana, me quedaba a almorzar y salía del colegio como a las 5 de la tarde. Una tarea fuerte pues para ir, tenia que tomar 1 tren (Hersey) que pasaba frente a mi casa a las 6 AM, que me llevaba a Cojimar, Puerto de Mar. Y allí tomaba un ómnibus que me llevaba a Guanabacoa, y allí caminaba como un kilómetro, antes de las 8 de la mañana, pues había que ir a misa a esa hora antes de empezar las clases. Como dato curioso en las clases cada vez que empezaba un tema había que rezar, lo mismo antes del almuerzo. Estuve en ese colegio desde 1925 hasta el ano 1931. En esa época había una crisis en el mundo. Mi papá murió el 13 de Abril de 1931. Terminé ese curso pero para el año siguiente a mi mamá y a mi tío se les ocurrió la idea de ofrecerle al colegio la entrega de leche todos los días en cantidad suficiente para que alcanzara pagar mis estudios. La oferta era que la leche (por pomo) seria igual al que ellos pudieran conseguir de cualquier otro suministrador. Con motivo de la crisis mundial en el colegio nombraron a un sacerdote para que controlara los gastos porque el colegio tenía fuerte perdidas. La respuesta de el sacerdote fue que cuando se fuera a vérsele lleváramos otro tipo de negocio no el que le decíamos. La respuesta de mi mamá y mi tío fue que yo me saliera del colegio, como así lo hicimos por lo que no pude terminar mis estudios en ese lugar. Por el costo mensual en los Escolapios pudimos cubrir los gastos míos, mis hermanas y de mis primos por lo que nos hicieron un favor a la familia. Fuimos a una academia que se llamaba Academia Manrique de Lara; donde estudiamos mecanografía, taquigrafía, contabilidad y otras asignaturas que no recuerdo pero que nos sirvieron para encaminarnos en la vida.

Una vez que terminamos los estudios dio la casualidad que los dueños de la finca nos pidieron que nos mudáramos, fue en buen momento, pues yo había conseguido un trabajo donde pagaban 15 dólares al mes y me gastaba 8 dólares en viajes, pero me dio la oportunidad de adquirir contactos para conseguir un trabajo para mi hermana Inés en Sabates y para mi hermana Rosalía en el Consejo De Estado que se había establecido a la caída del gobierno del presidente Machado. Gracias al trabajo de Ines en Sabates.  Empezé a trabajar, una vez terminados mis estudios en la Academia de Manrique de Lara, en las oficinas del Dr. Guillermo Belt (Notario, Abogado y Político).  Alli visitó al Dr. Belt, un funcionario de Sabates y le pedi al Dr. Belt una carta de presentacion para que Ines pudiera ver al funcionario de Sabates, y le solicitara un trabajo en las oficinas de esa Fabrica. Una vez ella en esas oficinas, me aviso que habia una posicion vacante en el Departamento de Compras de Sabates, y me personé en dicho lugar opteniendo ese trabajo. Posterirmente me asignaron a trabajos internacionales en Venezuela y Colombia.  A partir de ahi, logre que trabajaran en Sabates, Juan Horacio Quiroga, mi primo, e Ignacio Vigo, hermano de mi señora en ese tiempo. A través de Mr. Kieffer, unos de los directores de Sabates, pude conseguir el traslado del trabajo de operadora de María Luisa Vigo para las oficinas de la compañía de teléfonos en Cuba vía Mr. Campbell, Directivo de Sabates fue posible que mi prima Rosita Quiroga, hermana de Juan Horacio Quiroga le dieran una oportunidad en Sears que iniciaba sus negocios en Cuba. En esa época en que nos pidieron la finca donde teníamos el negocio de vaquería, nos mudamos para la cuidad de la Habana lo cual nos facilito todos los cambios de nosotros en los trabajos arriba mencionados. En 1938 me casé con María Luisa Vigo y nacieron Lourdes Rosalía López Vigo, el 1 de Junio de 1942, y Guillermo Germán López Vigo, el 6 de Noviembre de 1947. Después de 14 años de casados nos divorciamos en 1953. En el periodo de este matrimonio, logré estudiar la profesión de optometrísta donde me gradúe el 20 de Diciembre 1948. Estudie contabilidad en la Universidad de Villanueva y en la Universidad Masonica. En 1962, el 10 de Septiembre, salí de Cuba para Jamaica para lograr la residencia Americana. Llegando a Miami el 13 de Octubre de 1962, salí solo pensando que el problema de Cuba se resolvería en un tiempo corto y no fue así. Me comunique con Mr. Garber que estaba en Chile vía José M. Viana quien era el Presidente de Sabates y estaba exilado en Puerto Rico/Miami. Me ofrecieron una oportunidad en Chile y la acepte en el momento sin preguntar cuanto era el sueldo.

En Chile llegue el 10 de Noviembre de 1962 y me dieron la posición de Asistente del Comptroller. Mr Garber posteriormente al ser trasladado a Cincinnati me dieron la posición de Comptroller. El 16 Diciembre de 1963, me case con Adelina Trueba Vara en Chile. Ella estaba en Connecticut in USA y posteriormente los negocios de Chile cerraron y me trasladaron al Perú. Llegamos el 24 de Enero de 1964 donde trabaje en Procter & Gamble del Perú S.A. por 18 años. En ese periodo, nació en Miami el 7 de Diciembre de 1964 Germán Gonzalo López y después nació en el Perú René Germán López el 4 de Julio de 1966. Desde la llegada al Perú, empecé a tratar de que salieran de Cuba mis hijos Lourdes y Guillermo. Por mi insistencia, logré que salieran Lourdes a los 5 años de iniciado el proceso y llegó acompañada de Fernando su esposo, y Silvia, mi primera nieta. Posteriormente logré una visa para Guillermo para visitarnos al cabo de 15 años aproximadamente. Después al cabo de 17 años logre que saliera de nuevo al Perú Guillermo con su hija Gehidy - fueron momentos inolvidables.

En el Perú tuve la posición de contador y gerente de asuntos corporativos y compras además de uno de los directores de la compañía. Durante el periodo de estancia en el Perú, logramos que Germán y René estudiaran en ese Pais, en el colegio María Reina la primera y segunda enseñanza. El 15 de Agosto de 1981, me retiré del trabajo en el Perú y viajamos a Miami para establecernos definitivamente. Los estudios realizados en el Perú le valieron a Germán y a René para que pudieron continuar sus estudios en el Miami Dade Community College y en Coral Park Senior High School; terminaron en esos lugares y pasaron a la universidad Florida International University (FIU) donde terminaron con la graduación de Germán de Bachelor en Management Information Systems (computadoras) y René con un Bachelor en Computer Science y un master en Management Information Systems. Guillermo vino de Cuba con un titulo logrado en la Universidad de la Habana de Ingeniero Químico y Lourdes tiene un Bachelor en Ciencias y otro en Letras terminados en Cuba. Me siento muy orgulloso por los éxitos logrados por mis hijos. En la actualidad están trabajando en lo que estudiaron y vía sus estudios le han dado posiciones en sus trabajos. Guillermo trabaja en la IBM, Lourdes en Mervyns en Dallas, Germán tiene una compañía de servicios a los sistemas de computadoras, y René trabaja en el Dade County y además tiene una compañía de producir programas para computadoras. Después de sentirme tan orgulloso por los éxitos obtenidos tengo la tristeza de perder (fallecida) mi señora el 29 de Abril 1996. Hasta estos momentos no he podido recuperarme de esa perdida.

lopezneira.com © 2006-2007 CasaBiografíaFamiliaFotosPensamientosEmailsContáctameComentarios
footer image footer image